Observatorio de salud democrática del país detecta nuevas nubes de tormenta.


  Nuestro observatorio de la salud democrática de la República se ve en la obligación de comunicar estos dos nuevos síntomas de enfermedad en el organismo republicano.

1.-Todos los intentos por parchar y remendar la constitución pinochetera no hacen más que complicar y enredar el imbunche.

Buen ejemplo de lo anterior es el reemplazo del fallecido Juan Bustos como parlamentario y como Presidente de la Cámara.

Más allá de que sea legal (también son “legales” la amnistía, el lucro en la educación y la salud, el negocio de la previsión, es legal un sistema electoral absurdo y son legalmente aceptados muchos de los males que aquejan a los chilenos que viven de un salario). El método con que se designó diputado a un ciudadano que nunca estuvo sometido a un proceso eleccionario,  es indigno de un partido democrático, doblemente indigno de un partido socialista.

A pocos años de terminar con los senadores designados**,  los socialistas cuentan con el primer diputado designado.

En el caso del Presidente de la Cámara se trata casi de una autodesignación, puesto que el actual presidente votó por si mismo rompiendo un empate ya muy discutible. Sergio Aguiló, dando una muestra más de su calidad humana y política se abstuvo, conducta que quienes lo conocen mínimamente habrían presupuesto.

El país, los demócratas,  esperan otra conducta de sus fuerzas “progresistas”,  quisiéramos creer que no da lo mismo votar por un socialista que por cualquier otro candidato, que al PS esta institucionalidad no le gusta, que está por cambiarla, quisiéramos recibir señales en ese sentido de manera de no aumentar esta sensación de indefensión, de abandono institucional en el que nos encontramos quienes nos sentimos sinceramente izquierdistas y creemos que esta sensibilidad no puede estar fuera de un gobierno dirigido por una mujer (la primera) de las filas del Presidente Allende.

**( Allamand y Arancibia son en alguna medida senadores designados, gracias al binominal)

2,- Aparentemente hay una alegre coincidencia en el mundo político y en “la opinión pública”  -nombre que reciben los editorialistas del duopolio informativo-  en torno a exigir grados mínimos de educación a los candidatos a cargos públicos de elección popular.

La Democracia es, entre otras cosas, el  derecho de los ciudadanos a elegir y ser elegidos. El único examen que un ciudadano debiera superar para optar a un cargo de elección popular es el someterse a la elección del pueblo soberano. Otra cosa es que los funcionarios y asesores del estado tengan, naturalmente, que probar su idoneidad profesional.

Ninguna discriminación es aceptable, salvo las de aquellas personas que hayan perdido sus derechos ciudadanos (por interdicción o deudas con la justicia, por ejemplo).

Ni el voto ni la posibilidad de ser electo pueden ser negados a las ciudadanas y ciudadanos de una República Libre y Democrática.

This entry was posted in Reflexiones, Sociedad. Bookmark the permalink.

3 Responses to Observatorio de salud democrática del país detecta nuevas nubes de tormenta.

  1. Lautaro Lenski says:

    Concuerdo plenamente con lo señalado por don Jorge, pero hago dos salvedades:

    1º : No es de gran importancia a qué filas políticas pertenece la señora Bachelet, ni si su partido tiene alcance de nombre con el del presidente Salvador Allende.

    2º : Tampoco veo tan facil pintar como descente y democrático al diputado Aguiló, sobre todo después de, en primer lugar, dejar abandonados a sus compañeros de tendencia en el Congreso de Abril del P.S., y segundo haber “dado una muestra mas de su calidad política y humana”, implementando y publiscitando la encuesta falsa que daba como ganadora a la pre candidata Paulina Elisetche para la alcaldía de Talca y, apenas al día siguiente, después que se supo la verdad, haberla abandonado velando exclusivamente por su interés personal.

    Para que esto no se repita nunca más
    ¡VOTE POR COULÓN A CONCEJAL!

  2. jorge coulon says:

    Lautaro, te agradezco el apoyo, pero insistiría en que te informes acerca del episodio de la encuesta de Talca. Tengo otra versión de los hechos…

  3. Lautaro Lenski says:

    Respetado don Jorge:

    En “esos días” yo me encontraba justamente en Talca. Soy parralino, con parientes cercanos en Talca y Linares (no son pocos). Tengo mucho contacto con dirigentes de todos los partidos de la Concertación y participo de varias iniciativas y actividadaes (en varias de esas con el propio diputado Aguiló). Es decir, estoy muy bien informado.

    Pudiera ser que a lo mejor a usted le estén contando las cosas como no son.

    Me gustaría saber cuál es la versión que usted maneja. ME interesa muchísimo. Si por algun motivo le acomoda mas usar mi correo, tiene toda la libertad de hacerlo.

Leave a Reply