Cyberia

 


Cualquiera sea el sistema
de acercarse a la utopía
genera tal entropía
que se presenta un dilema
Es  la duda que nos quema
sobre la humana miseria
si mandaban a Siberia
en lo que fue “socialismo”
ahora en el capitalismo
nos han mandado a Cyberia

Aferrados al teclado
soñamos la libertad
sin sospechar que en verdad
estamos hipotecados
hoy vivimos esposados
al barrote de la red
con la invisible pared
de este presidio virtual
que, sutil pero fatal
nos somete a su merced

En Cyberia no hay murallas
ni estepas interminables
no hay guardianes poco amables
ni amenazas de metralla
solamente la pantalla
como posible paisaje
permitiendo cualquier viaje
ausente de movimiento
pasajeros con asiento
sin reserva ni equipaje

En el gulag de Cyberia
solo hay celdas de castigo
aunque tengas más amigos
que el payaso de la feria
la amistad es cosa seria
y no un placer solitario
En este confesionario
donde no vemos al cura
se construye la cultura
del despotismo binario

This entry was posted in Lira Popular. Bookmark the permalink.

3 Responses to Cyberia

  1. Lella says:

    Bienvenido sea el placer
    solitario de acercarse
    al mundo entero y también
    en esta pantalla tan pequeña
    abierta ventana sobre aquel
    vasto paisaje de Cyberia
    buscar a la utopìa
    màs querida de mi vida…

    Esto de hablar contigo
    es cosa seria y serio
    serìa el respetar
    el clic que sin asiento
    ni equipaje, y tan lejana,
    me permite de enviarte
    abrazos y palabras
    de afecto y de saludos!

  2. Claudio says:

    Tal cual. Presos en Cyberia.
    No se si sea posible que por voluntad estemos presos o que el presidio bajo ciertas circunstancias nos sea conveniente (y hasta favorable, por ejemplo como Lella indica) el cuento es que habrá que “sacarle el jugo” hasta donde nos convenga.
    Claro, estoy de acuerdo. Aquel que pretenda o tan sólo imagine, construir, o cultivar a más y más amigos, en esta cárcel sin rejas, en alguna parte tendrá que apagarse y aprender tu moraleja.

    Claramente, de todas maneras nunca será posible prescindir del abrazo, del beso y del calor de una mirada.

    Saludos Jorge.

  3. Giampietro says:

    Non potrei essere più d’accordo: l’illusione della libertà assoluta a fronte dell’emarginazione più totale. Mi è piaciuta la tua poesia. Ciao da un vecchio fan…

Leave a Reply